viernes, 28 de febrero de 2014

Problemas de la migración de datos

El crecimiento de cualquier proyecto empresarial acaba implicando la gestión e interacción con un volumen muy elevado de datos.
Datos son información, e información es negocio”
Nuestra información, la que extraemos de forma primaria a través de nuestros procesos, servicios o puntos de venta online y offline suponen uno de los pilares sobre los que debemos construir la toma de decisiones estratégicas tanto a corto como a medio y largo plazo.
Por todo ello, en algún momento un Excel nos resultará insuficiente para gestionar nuestros datos y modelarlos a nuestra voluntad en base a los intereses que tengamos. De un Excel pasamos a otras herramientas ERP o CRM con las que seguir gestionando nuestra información. Este primer paso no siempre es lo simple que imaginamos, pues el formato e información asociada por ejemplo a cada cliente debe transferirse siguiendo unas pautas que previamente no contemplábamos.
De igual modo, integrar y fusionar en un mismo proceso de Business Intelligence un ERP, CRM o demás programas de gestión de la producción, stock o campañas puede suponer un reto en la migración de datos.
Nuestro objetivo debe ser en todo caso mantener la integridad y calidad de los datos, aprovechando la migración para reorientar su estructura en caso de que deseemos aplicar alguna optimización futura”
Durante el proceso de migración de datos, además, debemos evitar que el nuevo sistema sobrescriba los datos antiguos sin control previo para no perder información en el cambio.
Otro aspecto que no debemos descuidar es calcular el ROI de todo el proceso, y en qué punto vamos a empezar a recuperar la inversión del proceso global. ¿Qué coste de mantenimiento tiene el nuevo sistema? ¿Qué coste ha tenido el proceso de migración de datos por pérdida de capacidad operativa? ¿Ha habido algún contratiempo que ha demorado el proceso o ha incrementado su coste?
Tampoco debemos perder todo lo relacionado con la trazabilidad de los datos. Esto es especialmente crítico en sectores o actividades económicas que requieren de una elevada transparencia en lo referente a la trazabilidad de cara a auditorías como puede ser el sector bancario o asegurador.
Si cuidamos estos puntos durante el proceso de migración aseguraremos la integridad y calidad de los datos históricos, permitiendo la integración entre diferentes fuentes de información y la introducción de nuevas categorías interesantes para la analítica empresarial.
Los resultados de nuevos análisis de ventas o reporting financiero dependerán mucho a nivel de tiempo de procesado e interrelación departamental de la calidad y homogeneidad con que gestionemos la información. De informes de este tipo dependerán (o deberían hacerlo) acciones que determinarán la propia estrategia corporativa, así como los objetivos y retos de cada empleado, equipo o departamento.
Cuidando los datos que movamos estaremos cuidando las decisiones más importantes para el largo plazo y, de un modo u otro, la viabilidad del negocio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.