viernes, 30 de mayo de 2014

Planificación al instalar un cable coaxial

El cableado eléctrico de los hogares en muchas ocasiones ya viene definido e instalado cuando adquirimos un inmueble nuevo o nos mudamos a uno de segunda mano. De todos modos, todos tenemos una pequeña alma de decorador, y nos gusta que las cosas se adapten a nuestros gustos más personales y todo aquello que tengamos en mente.
Hay quienes prefieren tener el menor número de cables a la vista en el hogar, otros buscan la practicidad, otros en cambio quieren tener conectividad y posibilidades de conexión desde cualquier punto de la casa… Cada uno tiene una forma de entender la decoración y el uso que le va a dar a cada espacio o habitación en el hogar.
¿Por qué debemos tener especial planificación a la hora de instalar un cable coaxial?
Básicamente por dos motivos, el primero es que algunos tipos de cables coaxiales son semirrígidos por lo que tendremos que pensar bien el recorrido que tendrán desde la fuente hasta el punto de conexión para evitar en la medida de lo posible curvaturas y esquinas que puedan dañar el cable. Es más, en el caso de ser una trayectoria recta se puede optar por un cable con cubierta de cobre sólido que garantice una mejor transmisión de la señal.
Por otra parte, también algunos cables coaxiales son especialmente sensibles a las interferencias, por lo que deberemos saberlo de antemano para comprar un tipo de cable especialmente blindado o recubierto que eluda estas interferencias.
¿Cuándo nos puede afectar más esta planificación?
Los cables coaxiales más comunes son los que conectan la toma de la antena de la televisión y el propio televisor (o TDT externo). También son usados habitualmente en las televisiones por cable e Internet.
Siempre que contrates algún servicio que incluya la instalación debes poner en común con el técnico hasta dónde quieres que se distribuya el cableado, y consensuar el mejor recorrido posible para no perder información en el trayecto.
En cambio, cuando somos nosotros mismos los que queremos hacer una nueva instalación, trasladar alguna toma de energía de un sitio a otro, o incorporar algún nuevo servicio o aparato en el hogar, debemos tener estos conceptos claros y optimizar el recorrido para no acabar realizando un trabajo doble al detectar el error una vez hecha la instalación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.