miércoles, 30 de abril de 2014

Cambia la imagen de tu empresa con ofertas en mobiliario de oficina

Las instalaciones de una compañía, además de ser espacios de trabajo que por lo tanto deben estar acondicionadas para ello, son una de las partes más importantes también por otro aspecto: la imagen de la empresa. Mantener la oficina en las mejores condiciones es esencial para generar confianza y prestigio en una organización ya que los empleados, proveedores y, lo más importante, los clientes que visiten la oficina necesitan llevarse una buena impresión.

En esta construcción de las instalaciones, debemos tener en cuenta la limpieza o las características técnicas, pero también el mobiliario, etcétera. Es un todo, un conjunto que dota de un buen aspecto y buena imagen a la oficina de cualquier empresa.
La importancia del mobiliario viene dada por la imagen que transmite y también por la utilidad que pueda tener para los trabajadores. Un mobiliario anticuado puede dar la imagen de empresa poco moderna, antigua. En una empresa tecnológica, por ejemplo esto es inadmisible y por ello es conveniente renovar el mobiliario. 

Por suerte podemos encontrar ofertas en mobiliario de oficina de fabricantes de muebles que ofrecen productos de calidad y diseño a precios muy atractivos. Actualmente, las empresas necesitan optimizar sus recursos y destinarlos a lo más importante de la empresa, sus clientes. Al fin y al cabo, eso es lo que aporta beneficios. Sin embargo, no podemos dejar de lado la apariencia e imagen de la empresa.
Destinar una parte de esos recursos a renovar el mobiliario nos ayudará a dar una nueva imagen a la empresa más actual y moderna. Además permite acondicionar mejor la oficina para que los empleados se sientan a gusto y de esta forma estén motivados para trabajar más y mejor.
Las ofertas en mobiliario de oficina actualmente son realmente atractivas y ofrecen un amplio abanico de muebles, desde mesas y sillas hasta estanterías, sofás, divisores o armarios. Gracias a estas ofertas, se puede renovar por completo la oficina de nuestra empresa aprovechando las ventajas económicas como descuentos, rebajas o paquetes.


¿Miedo a solicitar un crédito online?

A menudo relacionamos online con desconfianza, y para solicitar un crédito preferimos acudir a nuestro banco habitual ya que nos da mayor seguridad. Ahora bien, cualquier empresa de créditos online tiene detrás un equipo de especialistas y asesores, así como atención al cliente personalizada para dar respuesta a cualquier duda o inquietud.
Cada día acudimos más a Internet para realizar compras de todo tipo. Miramos qué capricho podemos comprar, qué regalar a nuestra pareja, dónde encontrar un regalo para nuestros hijos a un precio menor…
y si buscamos en Internet la mejor alternativa para las compras, ¿Por qué no hacerlo también para solicitar un crédito online?”
En ciertas ocasiones o para ciertas semanas avanzadas de mes, puede darse el caso que necesitemos una pequeña inyección extra de dinero para llegar a final de mes menos agobiado y devolver así el crédito una vez hayamos cobrado la nómina, por ejemplo. Los micro créditos existen y están especialmente indicados para este tipo de imprevistos o apuros. Las cantidades máximas a solicitar no superan los 600€ en muchos casos por lo que no deben ser una fuente de financiación para derramas o gastos importantes, es más bien un recurso o alternativa puntual ante situaciones inesperadas o gastos excepcionales.
Por lo tanto, solicitar un crédito online no debería ser algo que produjera desconfianza, puesto que siempre se podrá devolver el dinero en menos tiempo o bien prorrogar la devolución unas semanas más si por ejemplo la empresa se retrasara en el pago de nuestra nómina.
Internet propone soluciones para todo tipo de necesidades, y esta es una más. Y lo cierto es que seguramente te atiendan mejor en una empresa orientada exclusivamente a micro créditos que no a un departamento o tu contacto habitual en el banco donde operes. La atención es rápida y personalizada, con posibilidades alternativas como el contacto vía chat, Skype o email para los que prefieran este tipo de comunicación en detrimento de la telefónica por falta de tiempo o como forma de establecer un primer contacto.
Los trámites o pasos a seguir son también una barrera en ciertas ocasiones y en algunas empresas no específicas para este tipo de servicios. Una empresa de micro créditos asegura agilidad en el proceso y la máxima velocidad a la hora de hacer la transferencia para que podamos recibir y gozar del dinero que hemos solicitado.
Solicitar un crédito online debería dejar de darnos miedo, las tecnologías están al servicio de las personas, y si en algún momento tenemos un apuro o necesidad monetaria puntual, es posible que pedir un microcrédito pueda ser la mejor alternativa en términos de comodidad e inmediatez.


martes, 1 de abril de 2014

Adapta tu empresa a clientes y empleados

Cualquier espacio o sala en una empresa debe estar cuidada al detalle desde una doble perspectiva: los empleados y los visitantes.
¿Cómo adaptar la empresa a los clientes?
Para ello se deben tener en cuenta las necesidades que puedan surgir de visitas comerciales o de socios colaboradores. En un primer estadio debemos cuantificar el tiempo medio de las visitas, que en estos casos no acostumbra a superar las 2 horas de duración. ¿Qué puede necesitar un visitante en este tiempo?
En esencia hay que cubrir necesidades básicas por una parte y otras más más de tipo protocolario. Si tenemos un dispensador de agua en la oficina debemos ofrecer un vaso de agua. Si no lo tenemos, deberíamos tener a mano algunos botellines que ofrecer a nuestros invitados.
Dejando atrás el agua, también sería importante tener una máquina de café para poder ofrecer una taza a los clientes o potenciales clientes que nos visiten.
Dependiendo de la hora en que se realice la visita y la previsión con que se programó, también puede prepararse un pequeño servicio de catering que sirva algunos alimentos variados para el desayuno o el almuerzo. A la tarde es más habitual ofrecer únicamente café o .
Tras el protocolo está la sala de reuniones, que deberemos tenerla adaptada a las necesidades que surjan de las propias visitas. Proyectores, pizarras, material de oficina… no puede faltar de nada ya que cualquier segundo es preciado a la hora de cerrar acuerdos. Además, la imagen de la empresa y sus valores corporativos deben estar reflejados en la decoración, la iluminación de la estancia y el orden que desprenda cada elemento. Los detalles cuentan, y más en un ambiente de feroz competencia como el actual.
¿Cómo adaptar la empresa a los empleados?
Las necesidades de las personas que trabajan en la propia empresa y que, por lo tanto, pasan gran parte del día en ella son algo distintas y abarcan más el ámbito de la distribución de espacios más allá de los servicios a los que acceder.
Para un empleado tener un dispensador de agua puede ser la solución a muchos de sus problemas, tanto de salud como económicos. Beber del grifo no es sano en la mayoría de ciudades, y obligar al empleado a comprarse diariamente botellines de agua para mantenerse hidratado va a hacer que se reduzca su felicidad laboral. Tener un dispensador de agua ayuda a que se genere un microclima a su alrededor de descanso donde recargar pilas y entablar alguna conversación improvisada que refuerce la relación entre los empleados.
El café también debería ser una de las prioridades para toda empresa. No sólo por su efecto vigorizante y activador sino también por mejorar la sensación de familiaridad y confort del empleado en el trabajo. Si además tenemos una sala específica para tomar café provocaremos que los empleados no bajen tan a menudo al bar a desayunar y promoveremos las conversaciones entre departamentos y distintos perfiles de trabajadores. Siempre pueden surgir buenas ideas, o una buena amistad, pero para ello debemos adaptar alguna sala para que pueda suceder. También, a nivel de valor añadido, un empleado que se marche al bar más cercano a tomar el café o el desayuno tardará más tiempo en regresar que si lo hace en la propia oficina. Tomar el aire nunca va mal ni lo debemos evitar, pero deberíamos ofrecer la posibilidad de desayunar o acceder a café o té en el propio ambiente laboral.
¿Está tu empresa orientada a las visitas o a tus empleados?